¿Qué hacer cuando Windows 10 no arranca?

Si has tenido alguna vez la mala suerte de que tu Windows 10 no arranca y no has sabido que hacer, en este blog te explicaremos diferentes soluciones para intentar solucionar el problema.

En primero lugar debemos saber que los problemas pueden ser varios desde los más sencillos hasta los más graves. Muchas veces, son muestras de que algo no va bien en el sistema. Para ello, debemos centrarnos en las posibles soluciones para poder descartar problemas y encontrar la solución correcta.

Modo seguro

En primer lugar, debemos arrancar el equipo en “Modo seguro” para que Windows inicie con lo mínimo, solo lo imprescindible para evitar los mayores errores posibles. En algunos casos, solo iniciando en modo seguro y luego reiniciando, el equipo ya enciende sin problemas.

Paso 1: Debemos forzar el apagado del equipo manteniendo pulsado el botón de encendido, luego lo volvemos a encender y repetimos el proceso 2 veces más. Después de hacer este proceso, nos aparecerá la ventana de “Entorno de recuperación de Windows”.

Paso 2: Elegimos la opción de “Solucionar problemas”.

Paso 3: Entramos en “Opciones avanzadas”.

Paso 4: Seleccionamos la opción de “Configuración de inicio”.

Paso 5: Debemos pulsar la tecla 4. Llegados a este punto, el equipo arrancará en modo seguro, donde nos permitirá abrir el Windows PowerShell para hacer 2 comprobaciones en el disco duro como son “SFC/scannow” y “chkdsk /f /r”.

Entorno recuperación

Ya sabemos cómo entrar en el modo “Entorno de recuperación”, volvemos al paso 3 del anterior apartado. Esta vez, seleccionamos la “Reparación de Inicio”.

Esperamos a que el sistema detecte el problema que impide que pueda arrancar el sistema operativo por sí mismo y se solucione para que todo vuelva a la normalidad.

Desconectar lo innecesario

Puede que alguno de los dispositivos que tiene el equipo conectado sea el problema, por lo que debemos desconectar todos los puertos USB conectados al equipo, ya que puede que Windows no sea capaz de encontrar el driver y este causando el problema.

Además, si el equipo es un ordenador portátil, prueba a desconectar la batería y arrancar el equipo solo conectado a la corriente directamente.

Desactivar Fast Boot

Algunos equipos, tienen en la BIOS una opción habilitada de forma predeterminada para que la función de Windows 10 arranque de manera más veloz. Puede darse el caso que esa opción esté dando problemas. Debemos encender el equipo y entrar en la BIOS para deshabilitar esta opción. Debe estar en las opciones de arranque o “Boot” del equipo.

Por ejemplo, si escribe en el navegador la siguiente dirección ip 142.250.217.67 nos llevará a la página de Google de la misma manera que si escribimos www.google.com/.

En este proceso de identificación intervienen dos tipos de servidores, por un lado, los servidores de nombres encargados de encontrar la dirección ip correspondiente y remitir la petición del navegador al equipo concreto donde está almacenada la pagina web, y por otro lado los servidores web donde se guardan los sitios web, los cuáles finalmente envían la información al navegador del usuario.

Restaurar o Reinstalar Windows

En caso de que ninguna de las opciones anteriores te haya funcionado, la última opción es intentar restaurar el sistema a una versión anterior donde no hubiera el problema o reinstalar el sistema operativo directamente.

Para ello debemos volver al Paso 3 que explicamos antes en el “Entorno de recuperación de Windows” y elegimos la opción de “Restaurar Sistema”. Esta opción puede funcionar si el problema viene después de instalar una actualización de Windows.

En caso de no conseguirlo de esta manera, ya poco podemos hacer para que Windows 10 arranque, y lo único que queda es reinstalar Windows desde 0.

También te puede interesar…

Adiós a Internet Explorer

Adiós a Internet Explorer Todo lo que tiene un principio, más tarde o más temprano tiene un final, en este caso, el turno es para