lukapinformatica

¿Qué es el Thermal Throttling?

No es un mito, con las altas temperaturas el rendimiento de los componentes de un equipo se ven afectados de forma negativa. En verano, los equipos sufren más el calor y provoca que su rendimiento no sea el adecuado, además de disminuir su vida útil o provocar, incluso, que el equipo se apague si llega a temperaturas extremas.

En estos casos, entra en juego un concepto básico llamado Thermal Throttling, y conocerlo puede ser de gran ayuda para aprovechar al máximo tu equipo y prolongar su vida útil.

¿Qué es Thermal Throttling?

El Thermal Throttling es un mecanismo de protección que hace que un componente funcione más lento para evitar daños por sobrecalentamiento.

Existen dos mecanismo para paliar los efectos adversos que produce el calor en los componentes de un equipo:

Como primer mecanismo de defensa ante un sobrecalentamiento el componente reduce su frecuencia, por lo que el rendimiento disminuye notablemente.

En segundo lugar, cuando el componente alcanza el valor límite de temperatura, se apaga el componente para evitar daños y esto conlleva también al apagado del equipo.

Causas del sobrecalentamiento

Tener los equipos mal refrigerados puede ser el origen de numerosos problemas. Estos problemas son más habituales en los portátiles y equipos donde la suciedad ha atascado los conductos de ventilación. También es posible que, debido al sobrecalentamiento o el paso del tiempo, la pasta térmica se haya secado y afecte al funcionamiento del equipo.

Otro problema bastante común es que los ventiladores no funcionan correctamente o ya no están haciendo un buen contacto. Se puede dar el caso de que con las vibraciones del ventilador, se suelte el disipador del microprocesador y ya no esté haciendo contacto.

En caso de tener refrigeración líquida, si la bomba de agua ha dejado de funcionar puede que sea el problema.

¿Cómo actúa?

Sean las razones que sean, cuando se alcanzan ciertas temperaturas internas, algunos componentes, como los procesadores, lo que hacen es bajar la frecuencia a la que están funcionando, por debajo de las frecuencias base que tiene especificadas. De esta forma, intentan evitar que el propio componente resulte dañado por altas las temperaturas. El problema es que no hay nada que nos avise de esta situación, y la única manera de darnos cuenta es por una disminución notable del rendimiento del equipo.

Los fabricantes de procesadores han optado por aplicar, de diferentes formas, el Thermal Throttling. De esta manera, algunos fabricantes reducen la velocidad de forma gradual del reloj del chip a medida que aumenta la temperatura del mismo. Otros prefieren dejar que el sistema trabaje con el máximo rendimiento hasta alcanzar la temperatura máxima y después empezar a recortar el rendimiento, que puede llegar a ser de 100 grados centígrados.

Solución

Debido a que le principal problema está en el calor de los componentes, es aconsejable mantener el equipo limpio con todas las zonas de ventilación despejadas.

Otra recomendación es realizar un cambio de la pasta térmica del microprocesador en caso de tener algunos años y comprobar que no se haya secado.

Se recomienda aumentar la refrigeración con nuevos y/o mejores ventiladores y situarlos de forma que expulsen el calor por arriba. Como el calor tiende a subir, los ventiladores inferiores deberían introducir el aire en la torre, y los superiores expulsarlo.

Otra opción es colocar un disipador mejor al que viene de fábrica en el microprocesador para aumentar el rendimiento de refrigeración.

En el caso de los ordenadores portátiles, existen equipos que prescinden de la lectora de CD para incluir un ventilador secundario y así mejorar la temperatura. Si ya disponemos de un portátil y carece de este sistema, existen bases refrigeradoras que se puede conectar mediante un usb para enfriar desde abajo todo el equipo.

Por último, es aconsejable disponer de programas capaces de leer las temperaturas del equipo, y mantenerte al tanto de ellas, incluso de poder configurarlas para que te envíen un correo electrónico en caso de alcanzar ciertas temperaturas en los componentes.

Un ejemplo de estos programas es SpeedFan, un software gratuito que permite monitorizar las temperaturas del equipo y configurar dichas notificaciones.

También te puede interesar...