Lukap Informática

Los 10 mandamientos de un buen servicio.

Históricamente las empresas centraban todos sus esfuerzos en conseguir ampliar la cartera consiguiendo clientes nuevos, y descuidaban el servicio post-venta, por lo que la cartera se convertía en un saco roto, en el que según entraban iban saliendo por el descuidado servicio después de la compra. Con el paso del tiempo, hemos aprendido que el activo más importante de una empresa son sus clientes, y que un buen servicio de atención mantiene vivo el negocio y lo ayuda a crecer. En este blog os contaremos los 10 mandamientos básicos para conseguir un buen servicio de atención al cliente.

1. El cliente por encima de todo.

Obviamente una empresa sin clientes no es viable, por tanto, la mayor prioridad de la empresa debe ser que sus clientes estén satisfechos con habernos elegido. Un alto grado de satisfacción conlleva una mayor fidelización, y contribuye a construir una buena reputación de la marca.

2. La importancia de prometer y cumplir.

La credibilidad es un factor importante en la satisfacción, el cliente debe tener claro que trata con una empresa profesional que no trata con engaños de conseguir más ventas y sobre todo que respeta siempre los compromisos establecidos.

3. Un empleado insatisfecho genera clientes insatisfechos.

La cara visible de cualquier empresa son sus empleados, ya que son los que tienen trato directo con el cliente y por tanto los encargados de ofrecer una buena experiencia cuando el cliente contacta con la compañía. Lo que permite construir una marca no es el mensaje es la experiencia que vive el cliente.

4. Por muy bueno que sea un servicio, siempre se puede mejorar.

A pesar de haber alcanzado las metas propuestas, todo es susceptible de mejora, la sociedad está en constante cambio, por lo que, por desgracia, lo que hoy es válido puede que mañana no lo sea.

5. Escuchar, escuchar y escuchar.

La única forma de conocer las necesidades de un cliente es realizar una buena escucha activa, lo que nos permitirá interpretar de manera correcta los mensajes que el cliente quiere comunicar.

6. El juicio sobre la calidad del servicio lo hace el cliente.

Por muchos indicadores que tenga la empresa para intentar medir la calidad en el servicio que ofrecemos, la verdad es que es el cliente el único capaz de calificar si le han prestado un buen servicio. En resumen, si es bueno vuelven y si no están satisfechos no.

7. Fallar en algo significa fallar en todo.

Por muy injusto que parezca, aunque a lo largo de la trayectoria todo haya ido correctamente, la mala sensación provocada por una mala atención puede provocar una injusta mala reputación para la empresa.

8. Ofrece más de lo esperado.

Una de las claves de un buen servicio es la capacidad de darle al cliente más de lo que espera recibir.

9. Cuando se trata de satisfacer al cliente, todos somos un equipo.

A través de unos buenos procedimientos, el cliente debe tener la sensación de que no tendrá que adaptarse a los canales que la empresa tenga disponibles, si no que independientemente del canal a través del cual decida conectar con nosotros, recibirá un excelente servicio.

10. No hay nada imposible cuando se quiere.

A pesar de que muchas veces los clientes solicitan cosas casi imposibles, con un poquito de empatía es posible conseguir cubrir las necesidades que el cliente solicita.

El mejor marketing que puede hacer una empresa es el boca a boca, y esto se consigue ofreciendo un servicio de atención al cliente de calidad. Una vieja regla dice que un cliente insatisfecho es capaz de hablar con 11 personas mientras que uno satisfecho sólo con 2 o 3.

También te puede interesar...