lukapinformatica

¿Es necesario actualizar el navegador?

En el mercado existen una gran variedad de navegadores, desde los incluidos en los propios sistemas operativos como el Internet Explorer y Microsoft Edge en Windows o el Safari en Mac, hasta los descargables como Mozilla Firefox, Google Chrome y Opera.

Independientemente de cuál vayamos a utilizar habitualmente, lo más común es recibir unas notificaciones para actualizar a una nueva versión. Llegados a este punto, la pregunta que todos nos hacemos: ¿Es necesario actualizar?

Es recomendable actualizar los navegadores que utilizamos, ya que es una herramienta que utilizamos a diario y al hacerlo podrás contar con las nuevas mejoras que el desarrollador del software ha ideado para el cliente.

Entre esas mejoras está el mejor funcionamiento, evitar fallos y lo más importante, las mejoras en cuanto a seguridad se refieren. Además, de que dichas actualizaciones son gratuitas.

¿Cuáles son las mejoras?

Como todo buen software, los navegadores de internet pueden sufrir fallos o los famosos bug que afecten al correcto funcionamiento del mismo. Este tipo de problemas puede acarrearnos molestias al navegar o incluso llegar a imposibilitarnos la navegación por varias o todas las páginas web que habitualmente visitamos.

La manera que tiene el fabricante de solucionar dichos fallos es sacar actualizaciones que los corrijan, para poder tener un correcto funcionamiento de nuestro navegador.

Otra mejora que se consigue actualizando el navegador es obtener un mejor rendimiento del mismo, ya que introducen cambios en el navegador para ayudar su navegación, la velocidad y las búsquedas.

La seguridad

Quizás es el aspecto más importante para tener al día las actualizaciones. Las versiones más antiguas del navegador están más expuestas a los ciberataques, virus o malware de cualquier tipo. Al actualizar, se incorporan nuevas mejoras para proteger el equipo como puede ocurrir en cualquier otro tipo de software.

Manteniendo actualizado nuestro navegador, mejoraremos la seguridad de nuestros dispositivos además de los datos de nuestras cuentas online y servicios. Esto también es aplicable para dispositivos móviles tanto Android como iOS.

¿Cómo actualizar?

Dependiendo del navegador debemos seguir unos pasos distintos entre sí, pero al fin al cabo muy parecidos.

  • Google Chrome: Debemos pulsar en los 3 puntos que aparecen en la esquina superior derecha de la pantalla, en el siguiente menú debemos situarnos en “Ayuda” y pulsamos la opción de “Información de Google Chrome”. Desde esa ventana podemos ver la información de la versión instalada y buscará automáticamente si existe alguna versión disponible. En caso de instalarla, nos pedirá reiniciar el navegador.
  • Internet Explorer: Este navegador, al venir incluido dentro del propio Windows 10, se actualiza de forma automática con las propias actualizaciones del sistema operativo.
  • Microsoft Edge: Para actualizar, es necesario pulsar en el botón de los tres puntos situado en la esquina superior derecha de la pantalla, en el menú desplegable pulsamos “Ayuda y Comentarios” y luego en “Acerca de Microsoft Edge”. En la siguiente pestaña, al igual que el Chrome, mostrará la versión instalada y se actualizará automáticamente la última versión. En este caso, nos pedirá reiniciar el equipo.
  • Mozilla Firefox: En este caso, debemos ir al icono de las 3 rayas en la esquina superior derecha donde se desplegará un menú, debemos pulsar en “Ayuda” y luego en “Acerca de Firefox”. Nos mostrará la información de la versión instalada de Firefox buscará automáticamente las actualizaciones disponibles y las instalará en caso de haberlas. Tan solo con cerrar el navegador al terminar y volverlo a abrir, estará todo correcto.
  • Safari: Al igual que sucede con el Internet Explorer, al recibir las actualizaciones del propio sistema operativo macOS se actualizará automáticamente.
  • Opera: Con el navegador abierto, debemos pulsar en el icono de la “O” en la esquina superior izquierda de la pantalla. En el menú desplegable debemos elegir la opción “Actualizar y Recuperar”. Desde esa ventana podemos ver la información de la versión instalada y buscará automáticamente si existe alguna versión disponible. En caso de instalarla, nos pedirá reiniciar el navegador.

*La realización de los trucos/procedimientos facilitados en este blog deber ser supervisados por un profesional, y deben realizarse después de realizar una copia de seguridad del equipo.

También te puede interesar...