Una reflexión para el futuro

76
Una reflexión para el futuro

En la rueda de prensa que realiza diariamente el Comité Técnico de Gestión del Coronavirus han denunciado que los ciberdelincuentes han propagado un virus muy peligroso y malicioso, llamado NetWalker, con el fin de romper todo el sistema informático de los hospitales. Qué clase de persona es capaz de desarrollar un virus que en plena crisis sanitaria añada más caos a la ya colapsada sanidad española. Ya todos sabemos que estamos en plena crisis sanitaria, a la que se le ha sumado una inicial crisis económica, pero y ¿la tan necesaria crisis de valores que estamos sufriendo? 

La vida nos ha puesto un freno para que aprendamos a vivir despacio, y a valorar que el bien común es tan importante como la realización personal. Ya es hora de que aprendamos a valorar que ir al trabajo era también aprovechar los ratitos libres para comentar anécdotas con clientes o los planes que tenías para el fin de semana con nuestros compañeros, para valorar que recoger a los niños del cole era también un momento para hablar con los otros padres y como no esos momentos que pasábamos con nuestros amigos y familiares. Estos ratitos que antes vivíamos sin darnos cuenta y que ahora desearíamos volver a vivir son los que deben marcar la diferencia. 

Es necesario que, durante este encierro obligado, consigamos aprender qué es lo realmente importante de la vida, porque será ahí donde consigamos la verdadera libertad. Como dijo Gandhi “debemos convertirnos en el cambio que queremos para el mundo”. 

Esta vez lo único que vale es que todos aportemos nuestro granito de arena quedándonos en casa, que respetemos las indicaciones que nos dan aquellos que están luchando contra este enemigo común y que sobre todo aprovechemos este encierro impuesto para desaprender lo aprendido, porque lo esencial en este momento es que reconozcamos que las viejas formas de pensar y actuar nos han llevado exactamente hasta donde estamos ahora mismo.

54321
(0 votes. Average 0 of 5)
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *